Carlos Slepoy: “Que los genocidas se sientan acorralados”

Ha fallecido hoy, 17 de abril, Carlos Slepoy, brillante y valiente abogado argentino que presentara la denuncia por genocidio en el marco de operación Cóndor contra las dictaduras latinoamericanas. Su aporte fue vital para el arresto de Pinochet en Londres. Junto con el fiscal Carlos Castressana, condujo la acusación ante el Juez Baltasar Garzón , disputando la competencia de la justicia española y sentando el principio de jurisdicción universal frente al genocidio.

Debemos rendir homenaje a este defensor del que trascribimos el párrafo final de su alegato sobre competencia:

“El mandato del legislador internacional no solamente es el de sancionar a los genocidas, sino prevenir que no existan. Y si la resolución es como la que creemos que va a ser, como la que deseamos que sea, como la que tiene que ser, entonces los grandes violadores de los derechos humanos, los grandes asesinos de la humanidad, habrán recibido un golpe histórico y ya no será posible pensar solamente en el castigo de ellos, sino en la prevención del genocidio, El futuro va a ser contagioso. Que los genocidas se sientan acorralados, que la humanidad quede liberada de ese flagelo cada vez más, que se respire mejor en el mundo” –concluyó Slepoy y la sala estalló en una ovación..”